IMECALPERSEO
URBAN BIOREFINERY
perseo_espperseo_en | Localización perseo_aenorperseo_iso14001perseo_iso9001Premio Femeval 2011

RELEVANCIA Y TENDENCIAS DE DESARROLLO
perseo_foto_desarrollo
El desarrollo de la producción de bioetanol, vino impulsada por la llamada primera crisis del petróleo desde mediados de los años setenta del siglo pasado. El primer país que asumió el reto fue Brasil produciendo el biocombustible a partir de caña de azúcar, y posteriormente se le unió Estados Unidos, fabricándolo a partir del maíz.

A partir de mediados de los 80, a esta motivación se le unieron las políticas de mejoras medioambientales, principalmente en lo relativo a emisiones gaseosas. El creciente interés que han generado en los últimos años los problemas derivados del cambio climático, producido por las emisiones de gases de “efecto invernadero”, ha hecho que se busquen combustibles más respetuosos con el medio ambiente. La combustión del bioetanol produce el mismo CO2 que absorbió la planta durante su crecimiento, si se exceptúa el emitido debido a la actividad energética necesaria en el proceso de su producción, por lo que algunos autores dicen que el balance es cero, en cuanto a las emisiones de CO2.

Debido a estas razones, a partir del año 2001 se presentó un enorme crecimiento de la producción de bioetanol siendo el biocombustible líquido de mayor consumo en el mundo y con una diferencia cada vez mayor al biodiesel, que ha seguido aumentando en los últimos años debido a tanto a las políticas de mejoras medioambientales adoptadas por gran parte de los países del mundo, como a la inestabilidad de los precios del petróleo.